Ser un músico hoy

Estoy pensando en lo importante que es para todo músico aprender todas esas tantas cosas que van más allá de la música en sí.

Nunca estuve tan organizado como ahora. Y cuando comencé a tocar el bajo, solamente pensaba en tener un flequillo danzarín como el de Paul McCartney porque ¨She loves you, yeah, yeah yeah!¨, jamás me hubiese imaginado verme reflejado en la imagen de un ser espiritual sentado haciendo planillas de Excel; fórmulas diversas para no volverme tan loco. Rendido y rodeado de papelitos de colores para recordar a la fuerza lo que es importante no dejar pasar, relojes que me ayudan a darme cuenta el valor fundamental del tiempo y otros artefactos hechos por el hombre que nada tienen que ver con el arte.

Me equivocaba al pensar que ser músico era solamente un ejercicio de la mente abstracta y creativa que se va volando. Aún así, me gusta más como son las cosas ahora; con un pie en el aire pero otro firme en la tierra.

Volver a componer

Anuncios